New Zealand by Van – viajando en Camper

Ya de vuelta a la rutina y con el jetlag superado, me gustaría compartir con vosotros algunas partes de nuestro viaje a las antípodas. En esta entrada hablaré sobre como hemos viajado en campervan, nuestra querida Jucy nos ha hecho vivir muchas aventuras en pleno invierno Neozelandés.

Solo llegar al aeropuerto de Christchurch, la empresa nos recogió para presentarnos la que sería nuestra casa durante 20 días. Ahora tocaba organizarse y poner todo el material dentro. Tarea complicada que requiere ser un profesional del “Tetris” (tin-tiririn-tiririn…) . Lo conseguimos e iniciamos la ruta hacia Springfield.  Primera noche en nuestro saco de dormir, y la verdad que para no tener calefacción dormimos muy bien. Esa noche supe que no sería necesario dormir en Hoteles.

img_8962

Raul feliz con su Jucy

img_8963

Tetris time

 

El primer día en Porters nos dimos cuenta que subir a las estaciones sería una aventura. Caminos de tierra, barro y hielo; subidas fuertes y barrancos sin guardarrailes. Aún no conocíamos la Jucy y durante la bajada aparecieron los nervios. (Al final del viaje resultó que la carretera de Porters era la más suave de todas…)

Carretera Porters

Contemplando las curvas

Seguimos ruta  por los Clubfields que quedan en la zona del Arthur’s Pass. Nuestra decisión para elegir la estación se basó en el estado de la carretera, pues no circulaban coches para hacer “autostop”. Cheeseman, Craigieburn y Mount Olympus eran delicadas y prácticamente imposibles para Campervans, así que decidimos empezar en Broken River. 

 

img_9018

Tuvimos que aparcar 800m antes del párking, la cosa se ponía más complicada y no valía la pena arriesgar, nuestra Jucy aún tenía dias para demostrar lo que valía. Seguimos el camino andando por el bosque nativo….

img_2525

Ya queda menos…

img_2527

Postureo

Entre caminos y carreteras, hemos vivido con la Campervan momentos especiales: despertando cada día en un sitio diferente, eligiendo el “restaurante” con mejores vistas, paradas express para tomar un café…..

Camping cerca de Queenstown

DSC01046

Restaurante en Akaroa “Fjords”

DSC00756

Restaurante con vistas a Treble Cone

DSC00764

Chilling en Lake Wanaka

img_1441

Coffee break en Lake Wakatipu

Y como no, despertares fríos en el saco de dormir, desayunos de campeones, menús de reyes…

img_0597

Vanlife…

img_9149

El plumón no podia fallar… brrrr

img_9157

Lov u too

img_9224

Los Huevos de la Jessy….

Como os he dicho antes, llegó el día que nuestra Jucy tenía que demostrar todas sus cualidades, fue la prueba final. Durante el viaje fue pasando obstáculos sorprendentes; subidas con mucha pendiente, como es el caso de Treble Cone, donde los trabajadores nos aplaudían al subir… cruzando ríos en Awakino, y por último llegó el día en Ohau.

Había nevado toda la noche y estabamos seguros que la estación estaría cerrada. Pero no; antes de empezar a subir, un trabajador de la estación nos dijo que pusiéramos las cadenas y que la nieve la encontraríamos más arriba. Terminó con la frase mítica de los kiwis: “It’ll be fine” (todo irá bien). Decididos pero con un poco de incertidumbre empezamos a subir…

 

img_9766-1

Primer obstáculo

Nuestro miedo era romper la cadena, pues estabamos subiendo por un camino de tierra y piedras. Finalmente llegamos a la nieve, todo iba bien, algún derrapaje controlado hasta que empezaron a patinar las ruedas y no pudimos hacer nada. Nos pasó lo peor que imaginábamos, nuestra cadena se había roto. Fue en ese momento que conocimos la solidaridad de los “kiwis”. Uno de ellos intentó arreglar la cadena sin éxito, otros nos ayudaron a apartar un poco la furgoneta para que los coches pudieran subir, y finalmente un 4×4 nos remolcó hasta una curva para estar más seguros. De mientras otro grupo avisó a la estación para que bajaran a ayudarnos.

img_9501

Llegando a la nieve

La verdad que estábamos muy desanimados, había nieve polvo para disfrutar, no sabíamos como bajaríamos pues seguía nevando y teníamos la cadena rota, el dia siguiente teníamos Heliski en Mount Cook y no sabíamos como llegaríamos al pueblo que quedaba a 2h… Finalmente bajó Greg, “The Man”, él se encargaba del mantenimiento de la carretera. En ese momento entendí la frase mítica que nos dijeron antes de empezar a subir, ¿la recordais? “it’ll be fine”.

Y allí vino la frase de Greg: “¿Chicos, que os parece si os subo, vais a esquiar y yo de mientras os arreglo la cadena?” Ese momento de felicidad lo recordaré siempre. No me lo podia creer. Fue mágico.

img_2035

Sweet as

img_9514

Raul disfrutando del “Kiwi Pow”

En Europa lo primero que hubiera pasado sería: unos gritos de la gente por romper la cadena y quedarnos parados, una multa, una grúa para bajarnos  y  finalmente no podríamos esquiar….

Sin embargo, al terminar el dia de esquí, preguntamos en las taquillas por nuestra cadena. Greg nos había dejado una nota juntamente con la cadena arreglada: “Para mis amigos de la Jucy, con mucho cariño” Firmada con corazones. ¿No os parece increíble? El hombre sabía lo que hacía… Y encima nos había limpiado el camino para bajar. Eso sí, fueron momentos de tensión, para deciros que bajé con el casco puesto y sin el cinturón por si teníamos que saltar…

Hasta aquí alguna de nuestras vivencias en Campervan…

 

 

 

 

 

Anuncios

Pre-Nueva Zelanda

La gente que no me conoce me pregunta: ¿Por qué Nueva Zelanda? Me vienen mil razones por las cuales valdrá la pena un largo viaje para llegar hasta la otra punta del Mundo. Todo empezó cuando vi por primera vez la Haka de los All Blacks, una danza de guerra ancestral donde a cualquiera se le pone los pelos de punta. Y quien no ha visto los paisajes en el Señor de los anillos? En vez de anillo iremos con una mochila vacía para llenarla de aventuras y experiencias en un entorno lleno de montañas, glaciares, fiordos, lagos, pingüinos y muchas ovejas.

 

Siguiente pregunta: ¿Por qué en invierno? “Freeride trip” es la respuesta. Esta claro, en nuestro viaje no puede faltar  nuestra pasión por esquiar. Para nosotros la aventura empieza unos meses antes cuando compramos un mapa y navegamos en él para seleccionar las mejores rutas para subir una montaña, parace fácil pero realmente se complica pues estaremos en un terreno muy salvaje y con aproximaciones muy largas. Por otra parte encontraremos estaciones de esquí, los famosos “club fields” que se caracterizan por ser estaciones pequeñas con mucho terreno de fuera pista y por sus remontadores únicos, los nutcrackers.

 

Pero… “como podreis visitar tanto y en tan poco tiempo”? La respuesta es Vanlife. Llevaremos encima nuestro apartamento con ruedas y se llamará Jucy;no será la única opción, pues hay varios refugios, todos bien equipados. La ruta dependerá de las condiciones meterológicas y el estado de la nieve, pero casi seguro que será una ruta circular, empezando por Craigiburn, Arthur Pass, Temple Basin, Mount Cook, Milford Sound, Mount Olympus, Treble Cone y mucho más.

 

Y la cuarta pregunta qué me suelen hacer…¿cargaras tus esquís hasta allí? Eso sin duda, finalmente me llevaré mis  Black Crows, en concreto los Navis Birdie. Seré breve en el material, sobretodo un buen saco de dormir, música (carpeta de spotify personalizada para el viaje) y la mejor compañía Raul Díez.